Dolor Articular Sacroilíaco: Un Examen Integral de la Anatomía, Diagnóstico y Tratamiento

Cohen SP. Anesthesia & Analgesia. 2005;101:1440-1453.

Puntos Clave sobre la Articulación Sacroilíaca: 

  • En comparación con la espina lumbar, las articulaciones sacroilíacas pueden soportar una fuerza dirigida medialmente 6 veces mayor, pero solo la mitad de la torsión y 1/20 de la carga de compresión axial.
  • La tasa de éxito a largo plazo de la fusión de la articulación sacroilíaca parece estar en el rango del 70%.
  • La articulación sacroilíaca es un verdadero generador de dolor poco apreciado aún en del 15% al 25% de los pacientes con lumbalgia axial.

Anatomía: La articulación sacroilíaca (ASI) es la articulación axial más grande del cuerpo, con una superficie promedio de 17,5 cm².
Inervación: La inervación de la articulación sacroilíaca sigue siendo un tema de mucho debate. Algunos expertos detallan que las ramas laterales de las ramas dorsales de las vértebras L4 a S3 componen las principales inervaciones de la articulación sacroilíaca posterior. Otros investigadores afirman que las vértebras L3 y S4 contribuyen a la inervación posterior.


Función y Biomecánica: En comparación con la espina lumbar, las articulaciones sacroilíacas pueden soportar una fuerza dirigida medialmente 6 veces mayor, pero solo la mitad de la torsión y 1/20 de la carga de compresión axial. Estos 2 últimos movimientos pueden preferentemente tensar y lesionar la cápsula articular anterior que es más débil.


Prevalencia: El estudio de mayor tamaño sobre la articulación sacroilíaca ha sido realizado por Bernard y Kirkaldy-Willis, quienes hallaron una tasa de prevalencia del 22,5% en 1293 pacientes adultos que presentaban lumbalgia. Schwarzer et al. llevaron a cabo un estudio de prevalencia que incluyó a 43 pacientes consecutivos con lumbalgia crónica. Mediante el uso de anestesia local como el único criterio para el diagnóstico, se determinó que la prevalencia del dolor articular sacroilíaco era del 30% (IC del 95%: 16-44%). Maigne et al. llevaron a cabo un estudio de prevalencia en 54 pacientes utilizando una serie de bloqueos realizados con diferentes aplicaciones de anestesia local. Se consideró que el 18,5% (IC del 95%: 9-29%) tenía verdadero dolor articular sacroilíaco. Con base en estos estudios, la prevalencia del dolor articular sacroilíaco en pacientes con lumbalgia revisados cuidadosamente parece estar en el rango del 15 al 25%.
Mecanismo de Lesión: En un estudio retrospectivo llevado a cabo por Chou et al. que realiza la evaluación de eventos desencadenantes en 54 pacientes con un diagnóstico de dolor articular sacroilíaco confirmado por inyección, los autores determinaron que la causa del dolor en el 44% de los pacientes fueron los traumatismos, en el 35% fue idiopática y en el 21% se atribuyó a los efectos acumulativos del esfuerzo repetido.


Tratamiento: Por lo general, el tratamiento de dolor articular sacroilíaco se puede dividir en 2 categorías: aquel dirigido a corregir la patología subyacente y aquel destinado a mitigar los síntomas. En los pacientes con dolor articular sacroilíaco que no responden a medidas más conservadoras, varios investigadores han abogado por la estabilización quirúrgica. La tasa de éxito a largo plazo de la fusión de la articulación sacroilíaca parece estar en el rango del 70%.


Conclusiones: La articulación sacroilíaca es un verdadero generador de dolor poco apreciado aún en del 15% al 25% de los pacientes con lumbalgia axial.